Make your own free website on Tripod.com

chicos3.jpg (34721 bytes)VISITAS

La fundación tiene como uno de las actividades mas movidas y continuas a las visitas guiadas por el mismo Fundador y Director de la fundación, por los diferentes pasillos y laboratorios de la casona en Almagro, en colaboración de sus empleados quienes tienen tareas especificas.

De manera que continuamente la Fundación es visitada por personalidades del mundo, así como también por profesionales, técnicos y especialistas que necesitan conocer y profundizar mas las técnicas que el Sr. Rietti las conoce muy bien. Además la fundación es visitada por numerosos periodistas de los diferentes medios de comunicación tanto escritos, televisivos y radiales, de manera que siempre y continuamente la fundación tiene movimiento activo en cuanto a visitas se refiere.

Pero principal y mayoritariamente la fundación es visitada por alumnos de los distintos niveles y grados de la educación tanto primaria, secundaria y terciaria, a los cuales el Sr. Rietti toma mayor importancia, lo dice que desea dejar herederos para continuar con la investigación y experimentación sobre la energía solar. Por lo que también argumenta: "Esta es ahora mi manera de volar, dejando semillitas en esas cabezas pensantes", y no deja de trabajar ahora, por la imposición de los autos eléctricos los que augura, "se acercan aceleradamente a la vida cotidiana".

Uno de los periodistas describe como es la visita: Hace tan solo cinco cuadras que la cortada Lezica dejo de llamarse Yerbal, cuando choca con la avenida Medrano. Ahí a pocos pasos, una bonbita prendida día y noche sobre un cartel que dice: "Esta lampara funciona a energía solar desde 1980". Si el curioso piensa en tocar el timbre, se topara con otro cartelito, debajo del portero eléctrico, "La Fundación de Energía Solar es acá al lado", Es el único remedio que encontraron los dueños de casa para no perder del todo su amabilidad y cierta calma domestica. Si el curioso comienza a subir las escaleras que conduce a la casa - fundación - laboratorio - museo encontrara la segunda rareza, que habrá hecho sonreír a mas de un desprevenido.

Por que allí al final de la gastada escalera de mármol sin alas y sin hélice colgado del techo, hay un avión que el Sr. Rietti construyo en la azotea de su casa.

La mitad de energía que gasta esta casa proviene del sol. Un gran panel fotovoltaico ubicado en el balcón es el que se encarga de ello. En el hall están, bicicletas con motor eléctrico, conectado a dos baterías de auto que están a los costados. Una radio solar que hasta con la luz se puede escuchar música. El agua caliente del baño, una moto, un ciclomotor, hasta un ascensor solar ("Ninguna firma lo quiso hacer, así que lo hice yo mismo, dice el Sr. Rietti") y mil cosas más funcionan en lo del Sr. Rietti gracias al sol.

Su laboratorio es una amalgama de objetos en aparente desorden. Herramientas, maquinas, maquetas. Carpetas con proyectos, libros y apuntes que alguna día serán transformados a la realidad a través de la investigación y los experimentos.

<== Regresar             Continuar ==>